No es suficiente

Hoy,

no sé cómo sentirme,


no sé cómo sentirte,


Te miro,


y estás tan cerca,


allí,


sentado en la sala


Y sin embargo los kilómetros no son suficientes

para medir la distancia de nuestros silencios.


No te reconozco cuando ahora te miro

y siento que un desconocido puede llegar y ser más cercano que tú.


Trato de comprender, trato de entender


Trato de saber que es lo que pasa en tu mente,

pero estás a silencios de la voluntad y a mí se me agota la fé.


Siempre me he puesto a tu disposición para ayudarte

pero la que termina con el alma destrozada como vidrios rotos siempre he sido yo. (Lo sé, porque ya lo has hecho otras tantas veces. )


Y aún así, para ti, la poca voluntad que me queda,


que te cedo,


no es suficiente.

Historia detrás de: Lamentos de un fantasma en vida

¡Hola!

Esta entrada es especialmente enfocada en la historia de mi poema, el poema que fue ganador en el concurso ITA con el tema del mes de octubre (2020):Terror.

Me pareció interesante el compartir la historia detrás de este poema, porque se diferencia de muchos otros que he escrito, en muchos sentidos y el resultado me sorprendió y que dejo después de todo, algo bueno que aprender y que contar.

Tal vez es un relato largo, así que si quieres y estas dispuesto a leerlo ¡bienvenido!

Todo comenzó con unos malos días por los que estaba pasando emocional, sentimental, laboral, no recuerdo si familiar… pero todo lo que creía que se estaba acomodando se empezaba a desmoronar, por ese tiempo tenia los ánimos por el suelo y no quería escribir poemas, quería darme por vencida y solo renunciar a esta idea “loca” en la que me metí (eso pensaba en ese entonces) era una especie de tristeza, depresión, decepción y angustia las que me quitaban el aire y las lagrimas no me dejaban dormir.

No quería dormir, pero lo hacia para no sentir más ninguno de esos sentimientos y odiaba aun mas tener que despertar, tropezarme con el espejo y odiar lo que veía frente a el, porque veía fracaso (en todos los sentidos), veía alguien que se daba por vencida, veía el reflejo de alguien que definitivamente no era yo pero que no sabia como serlo, tal vez era algún problema de amor propio pero personalmente creo que era algo mas que me faltaba, ese ser, ese sentirse bien, ese amar lo que se hace, ese disfrutar cada momento, era sentir que no pertenecía o que no encajaba y que por eso no podía ser yo contra el mundo.

Un día de tantos de octubre, tenia que hacer una tarea para la universidad y sin ganas de nada pero con ganas de entretener mi mente fue que entre a internet, pero antes me entretuve en Facebook viendo las ultimas publicaciones y vi a la editorial con el concurso de terror y los ganadores publicados en un libro antológico y bueno pensé <terror esto que estoy viviendo ahora mismo>, y continúe con lo mío (tarea). Paso el tiempo y la idea seguía en mi cabeza <convocatoria de terror, convocatoria de terror, convocatoria de terror… ¿Qué da mas terror un fantasma o nuestro propio ser?> fue cuando ya no pude mas, abrí un Word y comencé a escribir el poema, fue inevitable controlar las lagrimas que salían de mis ojos mientras lo escribía (no sé cuantas veces lloré, paré, continúe, los acomode, lo corregí, lo edite…) hasta que llego el momento de enviarlo, llene el formulario y lo envié y dije “veremos que pasa”.

¿ y que paso? al mes me llego al correo las felicitaciones por ser una de las ganadoras del concurso de la convocatoria terror.

En resúmen y para no alargar más este post. Fué totalmente sorpresivo y emocionante ganar este concurso, fué una motivación a continuar, ser escogida por sobre quién sabe cuántos participantes más, no la creía y tengo la copia en las manos y aún no lo creo, mi poema en papel.

Así que me di cuenta que estos malos momentos dejan al final algo bueno, que si lo seguimos intentando a pesar de, podemos terminar lleno de sorpresas y que es posible si lo hacemos de corazón y que nada vale más la pena que luchar por algo que encontramos nuestra pasión, nuestra alegría y un propósito en la vida.

El poema es sobre esos momentos, dónde sientes que no avanzas, pero tampoco retrocedes, dónde estás pero no quieres estar, lo intentas pero nada pasa… (en ese preciso momento). Porque esta vez la vida me enseño que las cosas si pasan solo que a su debido momento.

Isabel_gutierrezg

El link donde puedes conseguir el libro te lo dejo por aquí. Tengo que ser sincera y mi poema está en una hoja de un libro de 300 páginas, sin embargo (y aunque aún no leo los demás relatos y poemas en él) estoy segura de que son buenos y que vale la pena leer estos nuevos talentos que me acompañan en el libro.

Si te gusta leer, el terror, la poesía, los relatos, quieres algo nuevo te invito a adquirlo y si lo haces, sea en ebook o físico te invito a que me lo muestres y me etiquetes en Instagram y me des tu apreciación.

Gracias,

por leerme y llegar al final de esta larga historia

De moda esta aprender a soltar y a suponer

“Solo tienes que desapegarte y soltar”

“Se supone que a esta edad deberías ser… hacer… tener…”

Son palabras, frases, consejos o simplemente palabras odiosas muy fáciles de decir o de escuchar, claro que cuando yo las he tenido que escuchar me pregunto internamente “¿Como carajos hago para eso?”.

Las situaciones que vivimos, cada uno a nuestra manera, nos enseña que no es aprender a soltar y que no debemos suponer.

solo se trata de

Aprender.

Del verbo y aprender lo que sea que te enseñe ese o esos momentos… y aprender a suponer no aplica para nada.

Es aprender a intentarlo, a construir, a cuidar, a amar, a llorar, a sufrir a sentir dolor, a no huir cuando todo se complica (con esto no quiero decir que debamos someternos y ser mártires de otras personas, este es otro tema). Es aprender que las personas suponen porque viven su experiencia de otra manera, algunos mas rápido, a otros nos toma mas tiempo pero esas suposiciones no deben dañarnos la cabeza.

Quiero decir que no es soltar, no es abrir la manos y decir adiós (ojala fuese así de fácil), es conscientemente vivir ese proceso, vivir el momento y poder llegar al autoconocimiento de quienes somos y de que estamos hechos para así tomar decisiones. Y que suponer es fácil pero comprender es otro cuento.

A manera personal creo que me he hecho mas de golpes que de alegrías y hoy puedo decir que gracias a esos golpes me siento un poco mas feliz y me falta un paso menos para ser yo, aun me siento incompleta, con pendientes por cumplir en la vida, con enseñanzas que me están buscando o que tal vez se me esconden, siento que no sé si lo logre algún día, pero el hecho de ver que hoy hago cosas que jamás imagine ya es un poco de respiro y de satisfacción, porque se supone que ya debería tener un master en administración pero en realidad estoy en mi sala escribiendo poesía o un blog.

Sin embargo puedo decir que el miedo me carcomía (aun lo hace) pero aquí voy aprendiendo a intentar a construir porque soltarse es darse por vencido y cuando se trata de uno mismo esa no puede ser un opción.

Así que, que importa lo que esta de moda, que importa lo que se supone que uno debe ser o tener a cierta edad, que importa esas palabras odiosas que solo te dicen que fracasaste. Lo importante es aprender: a nuestra manera, a nuestro tiempo, a nuestro modo, en esta vida no se supone nada, solo hay que ser felices y si fracasamos, bueno, fue porque lo intentamos y aprendimos que por allí no es.

Aprender a soltar y a suponer esta de moda, pero ¿Quién carajos es la moda para que me diga como debo vivir?

He ganado un nuevo dolor

He ganado un nuevo dolor,

gracias a ese derecho que crees adquirido

para ponerme como la flor que adorna tus manos

y alimenta tu vanidad.

A ese que te permites al prometerme que serás diferente

mientras entretienes tu inseguridad.


El derecho que crees merecer al venir a desordenar mi vida

y afectar mis precarios, mis débiles,

mis ilusos sentimientos

para luego llegar con la indiferencia de tu egocentrismo.

Ese derecho que te das al ir y venir

a hacer lo que quieras conmigo

mientras aseguras a quien adornará

próximamente el vacío constante

que tienes en ese mísero corazón.


El derecho que aseguras al marchitar amores

para llenar tu falta de amor.

He ganado un nuevo dolor,

uno que desde el principio tenía tu nombre.

¿Por qué no siento lo mismo por la persona que me demuestra interés?

Si estas buscando una respuesta, aquí no la vas a encontrar. De hecho si me la das te lo agradecería.

Es realmente difícil encontrar una razón lógica a este tipo de situaciones. Y creo que lo complejo del asunto es que no se puede obligar al corazón por sentir algo que no fluye, no con esa naturalidad que se da al querer amar, con ese cariño, con ese deseo y esa pasión, en donde queremos dejarnos llevar por las nubes estando consientes de que posiblemente nos vamos a estrellar.

Parece un karma que se inventó el amor para hacerlo complicado, complejo, difícil, tedioso para que el corazón se sincronice para amar a quien quiere amar sin importar nuestros razonamientos. Aunque muchos son capaces de controlar su emociones y tomar decisiones y ya, para mi es difícil hacerlo así; me gusta quien me gusta, me atrae quien me atrae, porque si, porque su personalidad me atrajo hasta el punto de querer ser yo en su vida, indiferentemente a si me corresponde o no, cuando es correspondido, ¡super!. Pero cuando no, entonces me comienzo a cuestionar el hecho de no poder sentir ese amor, deseo, gusto por la persona que me demuestra que me quiere en su días, en su vida y es allí cuando aparece ese sentimiento de egoísmo, llegando casi al narcisismo que es como un juez que te dicta sentencia por querer sufrir bajo tu responsabilidad.

Para mi, este es uno de los temas mas curiosos del amor

para ti, ¿Cuál es?

Llenando el Fracaso con Flores

Tengo la mirada perdida como consecuencia de sumergirme en los pensamientos que agobian mi alma, con la tristeza que terminan desbordándose como cascadas furiosas por mis mejillas junto a los flagelos ajusticiando el dolor en mi espalda; acompañándome cada instante gracias al peso de sentir que soy una fracasada.

He luchado constantemente por encontrar mi lugar, el lugar donde me pueda sentir útil, tranquila, y en paz. He peleado constantemente conmigo y mis pensamientos depresivos tratando de animarme a seguir, pero a veces dudo tanto de mi, que solo logro llenarme de miedos irracionales y todo por el peso de sentirme fracasada. Supongo que el miedo al fracaso es normal, natural, pero yo no puedo sentirlo así por mas que lo repita frente al espejo. Cargo con el peso de querer volar y ser libre pero que sigue en el nido llorando por la debilidad de enfrentarse al mundo.

He querido ser la mejor hija, la mejor hermana, pero yo solo puedo sentir que soy una carga, una lista de intentos fallidos, una soñadora de ilusiones fantasmales. He tratado de ser la mejor persona para mis amigos, pero soy una amiga ingrata, olvidadiza que aparece y desaparece en la vida como si nada. He querido encontrar el amor pero este me juega sucio cada vez que trato, soy un mujer con mucho por sentir, por querer, por amar pero que tal vez no sabe expresarlo. A veces no sé como ser yo.

Soy una fracasada con ganas de ser feliz, aunque este perdida en el camino, en la vida, en la familia, en el amor. La soledad y el silencio son testigos de como el peso del fracaso me consume el alma pero también son confidentes de que cada vez que caigo en el dolor del fracaso, siembro una flor para que me rescate.

Soy una fracasada que carga con el peso de querer ser feliz, pero que a pesar de todos esos sentimientos que me llevan al cansancio, me permito levantarme cada mañana a sembrar un jardín de flores para adornar las ruinas del caos que soy a ratos.

Este escrito lo hice una noche tormentosa, creo que mas en lo que sentí es lo que muchos pueden estar pasando en estos momentos, así que no te preocupes no estas solo. trata de sembrar flores en tu caos.

! Bienvenidx a Sentimientos Transversales!

Este espacio nace como un paso siguiente a mi corta experiencia escribiendo poemas, sobre todo para escribir pensamientos o sentimientos de especial manera, debido a que son algo más extenso y profundos creo que merecen un espacio en el que pueda fluir a rienda suelta.

Deseo poder transmitir la cotianidad de una vida sencilla a través de los versos o microrrelatos que permitan conectarme contigo, con tus sentimientos, con tu situación, con tu experiencia… y con cuánta infinidad a las cuales a veces se nos dificulta ponerle palabras o buscar las letras para formarlas.

Actualmente, estoy enfocada en mi cuenta de Instagram que la pueden ver en la parte de abajo de esta página. Pero con este espacio quiero expandir más mi talento y poder llevarte a viajar el corazón.

“La poesía, para quien sueña y desea …y no tiene miedo de contarlo.” Elvira Sastre.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora